MÁS SOBRE LOS DEBATES ELECTORALES

Artículo de Roy Campos publicado en El Economista y López-Dóriga Digital

En este espacio ya antes he tratado el tema de un debate durante una campaña electoral, he explicado cómo el concepto de “ganar” el debate no tiene nada que ver con el comportamiento durante éste, sino con el resultado posterior al debate en el que algún candidato o candidata incrementan a sus seguidores; sabemos que todo candidato va preparado para tratar de imponer agenda y que raramente responde a los demás, es decir y más que un debate es una pelea por imponer agenda. Sé que los puristas siempre critican los debates por su formato, por la falta de propuestas reales, por la carga de negatividad y ataques, etc, pero se les olvida que es lo mismo que ven en toda la campaña, los 90 o 120 minutos que dura un debate es sólo una campaña sintetizada. Partamos de un hecho indiscutible, un debate es un MOMENTO DE ALTO RIESGO para algunos de los candidatos, por lo que su equipo tratará siempre de disminuir esos riesgos para lo cual tiene muchos métodos, pero el principal es haciéndolo aburrido, con poca difusión, en horarios y días poco atractivos, con participaciones largas que aburren a los ciudadanos, con el mayor número de participantes para evitar intercambios directos y continuos entre adversarios directos, con restricciones a las tomas de cámara para no captar momentos de distracción o preocupación, etc, hay muchas formas y los políticos se las saben todas.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

15°C

Ciudad de México

Nublado

Humedad: 77%

Viento: 6.44 km/h

  • 24 Jul 2017 20°C 14°C
  • 25 Jul 2017 20°C 13°C